Células madre

Una de las decisiones que debes tomar durante el embarazo involucrará la salud futura de tu bebé. Con los avances médicos, existe la posibilidad de protegerlo contra enfermedades que pudiera desarrollar en años posteriores.

¿QUÉ SON?

Las células madre que provienen del cordón umbilical y de la  médula ósea, contrario a las demás células que componen el cuerpo humano, tienen la habilidad de reproducirse y adaptarse a otros tejidos para regenerarlos.

Las que son extraídas del cordón umbilical, al ser más inmaduras, tienen menos probabilidad de ser rechazadas por el cuerpo; además, obtenerlas no representa ningún riesgo. Las células madre de la médula ósea solo son viables si no han sido contaminadas por algún virus o cáncer, como la leucemia.

¿PARA QUÉ SIRVEN?

Actualmente han sido utilizadas para el tratamiento de ciertas leucemias, la enfermedad de Hodkin, linfomas, anemias, deficiencias del sistema inmune, entre otros (en unos años podrían usarse para regenerar el tejido del cerebro, páncreas, piel y corazón).

La probabilidad de que un niño utilice la sangre de su cordón umbilical antes de los 10 años es de 1/2700 y que un miembro de la familia lo haga aumenta a 1/400.

LA RECOLECCIÓN

Se debe hacer inmediatamente después de cortar el cordón umbilical, antes de que se complete el proceso de coagulación.

El banco de células que hayas elegido te proporcionará una bolsa unida a una aguja, que deberás entregar a tu ginecólogo para que recolecté la sangre del cordón y la envíe de regreso al laboratorio, donde la conservarán en un congelador especial que se encuentra a -190°C (a dicha temperatura la maduración de las células se detiene y permite que permanezcan intactas por 10 años aproximadamente).

El ginecólogo contará de tres a cinco minutos para desinfectar el cordón, punzar la vena umbilical con la aguja y tomar una muestra de 80 milímetros de sangre.

¿CUÁNTO CUESTA?

La cifra depende de cada banco, pero en promedio el costo por recolección ronda los 22,500 pesos, más un cobro anual para sus preservación de 30,000 pesos.

ESPECIALISTA

Las posibilidades terapéuticas con células madre van desde tratamientos para cáncer, principalmente hematológicos, regeneración de tejidos y enfermedades crónico-degenerativas, como diabetes y esclerosis múltiple. Actualmente, también se utilizan para el autismo y parálisis cerebral, con mucho éxito en la recuperación de funciones cognitivas y psicomotoras.