Cursos psicoprofilácticos

El nacimiento del bebé es un evento que requiere preparación. Afortunadamente tardará nueve meses, tiempo suficiente para que la mamá acepte y asimile el embarazo y se atienda con un médico. Al estar informada, disfrutarás más este proceso, y sobre todo, te sentirás más segura y confiada para enfrentar el embarazo, el parto, el posparto y la lactancia.

¿QUÉ SON?

Son talleres con pláticas y ejercicios que te ayudarán a saber qué esperar del parto. Es de suma importancia que el curso que elijas cuente con las siguientes características: educación sobre el parto (procedimientos hospitalarios), apoyo emocional y técnicas prácticas. Se recomienda iniciarlos alrededor de la semana 21. En promedio, los programas consisten en 10 sesiones de una hora y cada clase se divide en tres módulos.

Teoría:

Te enseñarán sobre el parto paso a paso, para que sepas qué sucede en cada momento, qué significa lo que sientes y logres dominar los términos médicos. Te guiarán sobre los tipos de parto que existen y cuáles se acomodan a tus necesidades, además de consejos sobre cómo dividir las tareas de la casa y el cuidado de tu bebé.

Práctica:

Harás ejercicios de respiración y relajación para sobrellevar la dilatación del útero y los dolores de parto. Te mostrarán cómo hacer cierto tipo de movimientos que aceleren el paso del bebé por el canal vaginal y cómo regresar la fortaleza muscular al piso pélvico con los ejercicios de Kegel.

Psicológica:

La última parte de la sesión se utilizará para compartir experiencias con las demás parejas en la clase y despejar dudas o preocupaciones con los especialistas. Les servirás para no sentirte solos y abrumados, sobre todo si son primerizos.

BENEFICIOS

Al no existir sorpresas, tu estrés desaparecerá y podrás relajarte en la medida de lo posible. Por ejemplo, conocerás la descripción exacta de cómo se sienten las contracciones que anuncian que el parto está cerca. Incluso, te entrenarán para que en pleno grito de dolor puedas tomar decisiones a conciencia sobre el curso del parto o la vida de tu hijo.

Cada embarazo es diferente, por lo que se aconseja asistir a los cursos psicoprofilácticos con cada hijo. Siempre hay nuevas técnicas que aprender y dudas que resolver. Ve con tu pareja, pues le enseñarán como darte masajes para aliviar el dolor de espalda producido por el peso del bebé, como cambiar un pañal, cómo guiar tu respiración para aliviar el dolor, entre otras. Si tu pareja no está disponible o eres mamá soltera, invita a quienes vaya a estar contigo en el hospital.

PARA TODOS LOS GUSTOS

Existen métodos que amplían el conocimiento  y ayudan a sobrellevar  las exigencias de un embarazo y el parto subsecuente:

 Yoga prenatal:

A base de ejercicios de elasticidad abrirás los músculos de la pelvis, que facilitarán la salida de tu pequeño. Te enseñarán a meditar para relajarte y equilibrar tu lado racional con el intuitivo.

La haptonomía:

Les mostrarán como presionar el vientre para comunicarse con su bebé y hacerlo cambiar de posición.

ESPECIALISTA

Es muy importante la presencia de la pareja durante el curso psicoprofiláctico, pues éstos les brindan las herramientas necesarias para crecer y tomar decisiones durante el parto. También favorece la formación de vínculos padre-madre-hijo y ayuda a forjar los valores de la familia. Los padres también tienen emociones, sensaciones y dudas que pueden resolver en estos cursos; además, tendrán más seguridad y podrán ser un mejor sostén afectivo.