Métodos de prevención

 

01A pesar de que la ciencia no tiene aún certeza de cómo prevenir el cáncer de mama, existen varias recomendaciones que han mostrado resultados positivos.

El ejercicio aeróbico regular ofrece cierta protección contra el riesgo de desarrollarlo. Estudios han encontrado que una mujer que se ejercita vigorosamente será 50% menos propensa de desarrollar cáncer, que una mujer que no lo hace. Esto ha sido demostrado principalmente en mujeres jóvenes premenopáusicas.

El ejercicio puede también contrarrestar de mejor manera los efectos secundarios del tratamiento y una pronta recuperación después de la cirugía, en resumen, ejercitarse da una mejor expectativa y calidad de vida.

La dieta también juega un papel en la prevención del cáncer. En términos generales se ha encontrado que mientras las grasas tienden a elevar el riesgo de padecerlo; las frutas, vegetales y granos tienden a reducirlo.

El consumo de alcohol ha sido asociado a incrementar el riesgo de desarrollar esta enfermedad, por lo que se recomienda tener un consumo moderado de alcohol.

Es de vital importancia destacar que estas estrategias y medidas alimenticias no aseguran la reducción en otros factores de riesgo. Por esto, La detección temprana y su tratamiento oportuno, continúan siendo la mejor estrategia para luchar contra el cáncer.

Hable y visite a su doctor para conocer la mejor manera de prevenir el cáncer de mama y su detección temprana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *