Preparándote para el embarazo

Si tu pareja y tú están embarazados, quizá se pregunten ¿qué cambios debes tener en tus hábitos y alimentación para proteger al bebé desde el día uno?

Toma ácido fólico:

Esta vitamina ayuda a prevenir los defectos del tubo neural, como espina bífida y anencefalia (ausencia parcial o total del cerebro y cráneo), que se desarrollan en las primeras semanas de embarazo, antes de que puedas detectarlo.

Deja de fumar:

El consumo de tabaco está ligado a bebes prematuros o con bajo peso al nacer.

Aléjate de los mariscos:

Esto se debe a que algunos tienen altos niveles de mercurio, que podrían afectar al bebé.

Cuida tu peso:

El sobrepeso puede provocar complicaciones, como Abortos Espontáneos, Preeclampsia, Diabetes Gestacional, entre otras.

Ejercítate:

Mejorarás tu circulación y prepararás tus musculos para el alumbramiento. Busca aquellos que te brinden relajaciones y elasticidad.

Cuida tu higiene bucal:

La gingivitis (inflamación y sangrado de las encías) puede impedir una buena alimentación debido al dolor que causa. Además, las infecciones orales están relacionadas con partos prematuros y bebés con bajo peso al nacer. Si vas al dentista, coméntale que estas embarazada para que tome sus precauciones con los rayos X.

EXAMENES

Acude a tu ginecólogo para que te realice un examen físico y pruebas de sangre, y con ello descarte la presencia de alguna enfermedad venérea o padecimiento que pueda entorpecer el proceso de gestación.

También debes de revisar que tengas todas tus vacunas al día, sobre todo la de rubéola, ya que contraerla durante el embarazo podría ocasionar un aborto o malformaciones en el feto.

Si existe algún padecimiento en tu familia o en la de tu pareja como Enanismo, Hemofilia, Síndrome De Down, Distrofia Muscular, Diabetes, Fallas Cardiacas, entre otras, lo mejor será que acudan con un especialista en genética, para que les realicen pruebas y sepan cuál es la probabilidad de que el bebé lo contraiga. También sirve para que examinen la compatibilidad de sus genes.

CAMBIO DE VIDA

Empezar una familia será una etapa de mucha satisfacción, pero también de sacrificios y esfuerzos que ambos deben querer hacer.

Pregunte lo siguiente:

¿Tenemos el mismo nivel de compromiso?

¿Cómo nos dividiremos las tareas del hogar y el cuidado del pequeño?

¿Tenemos el dinero suficiente para cubrir los gastos que trae consigo un nuevo miembro la familia?

¿Estamos dispuestos a ceder nuestras horas de sueño y el tiempo individual?

¿Tenemos la fortaleza para, en dado caso, recibir a un niño con una discapacidad?

¿Coincidimos en la forma de educar?

Es verdad que su vida dará un giro de 180 grados y que no todos los días serán maravillosos, pero si los dos se sienten seguros con la decisión, no habrá acto más gratificante.

ESPECIALISTA

La mujer debe corregir cualquier alteración metabólica como diabetes, sobrepeso, presión arterial alta, entre otras. También tiene que hacerse un estudio básico de laboratorio para conocer sus niveles de hemoglobina, y tiempos de coagulación. Tomar ácido fólico es esencial para que el bebé no tenga malformaciones del tubo neural.