Primeras pruebas del bebé

Después de nueve meses de espera, lo que más ansías es cargar a tu pequeño en brazos, pero antes de poder hacerlo el pediatra y su grupo de enfermeras deben practicarle una serie de pruebas para saber si está saludable. No desesperes, sólo les toma unos minutos recolectar la información que necesitan.

REVISIÓN GENERAL

Apenas nazca, lo arroparán en una manta y le harán cosquillas en los pies para estimular su respiración. Esta técnica reemplazó la nalgada que antes se le daba para que lloraran. Después, en lo que esperan a que el cordón umbilical deje de latir para cortarlo, revisarán sus fontanelas, columna, cadera y genitales.  También tomarán su perímetro craneal, determinarán su grupo sanguíneo, peso y estatura y comprobarán sus reflejos. Un bebé que llega a término suele pesar entre 2,500 y 3,800 g.; su estatura ronda los 48 y 52 cm.; y el perímetro de su cabeza es de 35 cm.

TEST DE APGAR

Al color de la piel, ritmo cardiaco, reflejos, tono muscular y respiración se les asigna un número del 0 al 2 (siendo 2 el mayor puntaje). Si la suma de estos conceptos está entre 8 y 10, el bebé se encuentra en perfecto estado de salud; de 6 hacia abajo requiere atención especializada. El estudio se realiza dos veces, uno al nacer y otra cinco minutos después, cuando el pequeño se haya aclimatado a su nuevo entorno.

TAMIZAJE NEONATAL

Consiste en darle una pequeña punción en el talón para tomar una muestra de sangre y analizarla. Con ella se pueden detectar enfermedades como hipotiroidismo congénito, fenilcetonuria, diabetes y producción anormal de hemoglobina. Antes se realizaba únicamente en bebés con un peso mayor o igual a cuatro kilogramos, ahora se considera parte de la revisión de rutina.

LIMPIEZA

Una vez cortado el cordón umbilical, se le hará la curación correspondiente en la herida y se le instalará un anillo que caerá por sí solo cuando haya sanado por completo. Para evitar hemorragias durante este proceso se le aplicará una dosis de vitamina K.

Asimismo, le pondrán una pomada sobre los párpados para evitar que contraiga conjuntivitis, le tomarán su huella dactilar y le colocarán su pulsera de identificación.

ESPECIALISTA

Hay dos exámenes básicos en la evaluación médica del recién nacido. El primero se lleva a  cabo en la sala de parto y se llama test de Apgar, que consiste en evaluar la frecuencia cardiaca, el esfuerzo respiratorio, el tono muscular, la respuesta a ciertos estímulos y la coloración de la piel al minuto y a los cinco minutos de haber nacido. El otro es el tamizaje neonatal que se realiza en los primeros días de vida para detectar trastornos metabólicos, hormonales y de la sangre.