Metodos de Alivio

Metodos de Alivio en el EmbarazoLa intensidad de dolor que experimentes durante el parto viene determinada por factores físicos, como la forma de tu pelvis y la posición del bebé, y por factores psicológicos como el miedo.

Las contracciones te pueden parecer sólo una sensación fuerte o puedes encontrarlas terribles. Algunas mujeres se sienten acosadas par la idea de tener que sentir dolor y piden una epidural a la brevedad posible; otras aceptan los dolores fuertes ya que los prefieren a las drogas.

Los dolores de parto no tienen que ser insoportables, tú decides cuánto estás dispuesta a tolerar. Hay muchos métodos y formas de aliviar el dolor entre los cuales se puede elegir:

Analgesia Endovenosa:

Una inyección en una vena que proporcionará alivio de dolor sin una pérdida total de sensibilidad. Pueda causar adormecimiento o falta de concentración.

Anestesia local:

Una inyección que insensibiliza un área pequeña. Se utiliza básicamente cuando se va a realizar una episotomia, la anestesia local raramente afecta al bebé.

Anestesia General:

Es la aplicación intravenosa de medicamentos que llevan a la pérdida de la conciencia y se usan cuando ocurre una emergencia.

Bloqueo Pudendo:

Se aplica una inyección en la vagina cerca del trayecto del nervio pudendo con anestesia local, lo cual produce una zona anestesiada más amplia. El bloqueo del pudendo es uno de las formas más seguras de disminuir el dolor.

Bloqueo Paracervical:

Un anestésico local que se inyecta en el tejido alrededor del cuello uterino que bloquea en parte los dolores de las contracciones uterinas. Generalmente no produce mayor alivio y tiene el riesgo de afectar el latido del corazón del bebé.

Bloqueo Epidural:

Consiste en inyectar anestésico en el espacio peridural en la región lumbar de la columna; ésta es una de las formas más frecuentes de alivio de dolor. Produce anestesia en la mitad inferior del cuerpo. Entre los efectos secundarios puede incluir una sensación de piernas dormidas y pesadas, así como producir bajas en la presión de la sangre de la madre que podrían afectar al bebé.