Publica Operatorios

Publica OperatoriosDespués de toda intervención quirúrgica es lógico que presentes un poco de disconfort, algo de dolor sobre la herida operatoria, inclusive un poco de molestias al deambular, pero actualmente existen técnicas de anestesia post-operatoria, que permiten disminuir al mínimo éstas molestias a través de un catéter que te dejan en la espalda en el momento de colocarte la anestesia peridural para la cesárea, este catéter lo conectan a una bomba de infusión, que te estará administrando continuamente el analgésico.

Debes iniciar la deambulación lo más precoz que te sea posible, primero debes sentarte en tu cama, permanecer allí por unos 10 minutos, luego ponerte de pie y si no presentas ningún síntoma ni signo de debilidad o mareo, puedes comenzar por dar unos pasitos alrededor de tu cama, para luego dar un paseo más largo si te sientes bien.

Esto te permite una recuperación más rápida, así como permite estimular al intestino para que comience a movilizarse para la expulsión de gases, ya que en el momento de la intervención se manipulan las asas intestinales y éstas se distienden un poco. Debes evitar conversar mucho inmediatamente después de la intervención para evitar que te llenes de gases y esto pueda ocasionarte dolor, porque contribuyes aún más a la distensión de las asas intestinales.

Después de seis horas de post-operatorio, si no se presentó ninguna complicación durante la intervención puedes iniciar la ingesta de alimentos, se recomienda que la primera comida sea una dieta blanda y ligera, para luego pasar a tu dieta completa. En relación al cuidado de la herida operatoria, mientras permanezcas hospitalizada te harán la cura en la clínica, luego en tu casa al bañarte puedes lavar la herida sin ningún temor con agua y jabón, después debes secar bien la herida con un paño limpio y finalmente puedes colocar un poco de povidine con una gasa sobre la herida operatoria, si no eres alérgica.

No es necesario que cubras la herida con un apósito, pero si te incomoda puedes cubrirla con una simple gasa. Verás que cada día te sentirás mejor. Si notas que la herida comienza a ponerse roja, caliente, aumenta de volumen, o presentas alguna secreción a través de la herida operatoria sin importar el color, debes consultar inmediatamente a tu médico tratante. Los puntos se retirarán entre 7 a 10 días después de la intervención, esto varía de un especialista a otro. No debes realizar ningún esfuerzo físico por lo menos durante el primer mes, para que los tejidos logren cicatrizar bien y no presentes ninguna complicación como una eventración entre otras.