Preparando la Habitación de tu bebé

preparando-la-llegada-del-bebe_3605Con toda la atención que merecen y sin olvidar ningún detalle, los dormitorios infantiles recrean ambientes cálidos y frescos, en los que el color y la creatividad tienen la ultima palabra.

La preparación para recibir a tu bebe es una de las actividades que más se pueden disfrutar durante el embarazo. Hay algo particularmente conmovedor en el cuarto de un bebe y la preparación de su ropa. Muchas mamas se sienten emocionadas y pasan largas horas pensando en eso. Para evitar cansarte o ponerte impaciente, trata de hacer los preparativos por partes, y no todo de una vez. Durante los últimos meses seguro habrás pensado algunas ideas para la habitación. Principalmente debes tener en cuenta la comodidad y seguridad de ambos. Durante las primeras semanas después del parto, algunas mamas prefieren que él bebe duerma con ellas en su habitación, mientras que otras lo ponen directamente en su cuarto.

Tips para el Cuarto del Bebé:

  • Elige materiales coloridos y alegres para que tu hijo disfrute mirándolos. Piensa que pronto crecerá y prefiera los motivos y dibujos que pueden utilizarse hasta la edad escolar.
  • Una buena planificación del cuarto permitirá que tú y tu bebe se movilicen cómodamente mientras lo cambias, alimentas, o juegas con él. Piensa bien donde colocaras la cuna, el cambiador, la silla, etc. Pídele consejo a otras mamas.
  • En cuanto a la decoración de la habitación, elige los colores y detalles de acuerdo a tu gusto para que así lo puedas disfrutar mejor. Recuerda que tu y tu bebé pasarán muchos momentos especiales en ella por lo esta debe ser agradable y cómoda.
  • El cambiador, donde cambiaras los pañales a tu bebe, debe ser firme y preferiblemente con gavetas para que así guardes la ropa y demás cosas del bebe. Debe ser suficientemente alto como para que tu o tu pareja puedan hacer el trabajo cómodamente. Asegúrate que el material del mueble se pueda limpiar con facilidad y no sea muy delicado, así te podrá durar muchos años.
  • Una silla con respaldo firme o preferiblemente una mecedora para amamantar o dar el tetero a tu bebe.
  • En cuanto a la iluminación, un dimmer para atenuar la luz, de manera que puedas entrar en la noche sin prender la luz completamente.
  • El piso de la habitación debe ser fácil de limpiar y anti-resbalante. Las alfombras acumulan mucho polvo.
  • Es bueno que la habitación este bien ventilada y fresca, al mismo tiempo evitando las corrientes de aire.
  • La cuna debe ser fuerte, estable y fabricada de materiales nobles. Debe además estar recubierta con pintura no tóxica.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *