Cuidados del cuerpo en el Embarazo

CUIDADOSENELEMBARAZODR.DIEGOARMANDOCAMACHORAMIREZEl Cabello:

Los altos niveles de hormonas afectan el ciclo normal de crecimiento y pérdida de cabello. En el embarazo crece más el cabello y se cae menos, este proceso se invierte después del parto, donde la pérdida de cabello puede durar hasta dos años. Si tu cabello se torna difícil de manejar es el momento adecuado para probar un nuevo corte. Utiliza champús suaves y aplíqueselo una sola vez masajeandolo suavemente. El vello corporal y facial también puede acrecentarse y tornarse más oscuro.

Los Dientes:

En el embarazo usted será más propensa que lo habitual a tener problemas con las encías, debido al aumento de flujo sanguinio que presionan los capilares de alrededor de las encías que hacen que a menudo sangren con facilidad. Una dieta balanceada, calcio, proteínas, vitaminas B C y D ayudará a prevenir problemas en las encías y dientes. Visite a su odontólogo por lo menos dos veces durante su embarazo y practíquese una limpieza para disminuir los riesgos de infección en las encías. No olvide avisarle a su dentista que esta embarazada.

Pies Sanos:

En el embarazo el aumento de peso hace que nuestros pies sufran, debe tomar precauciones. Es habitual que nuestros zapatos no nos queden y que debamos usar una o dos tallas más grandes. El uso de un calzado correcto suela flexible y horma ancha será fundamental en el embarazo. Un tacón demasiado alto podrá ser peligroso y provocara que los dedos se apiñen y deformen. Algunas mujeres sufren de retención de liquido a partir del quinto mes que repercute en las piernas y los pies. Ambos se hinchan e incluso se deforman y el calzado se hace insoportable. Esta es una situación transitoria así que debe de tener paciencia. Para mejorar esta situación hay que caminar todos los días, poner los pies en alto, remojarlos en agua con sal, elevar los pies de la cama algunos centímetros, efectuar movimientos circulares desde los tobillos, y realizar un masaje en la planta de los pies con una crema antes de dormir. Evita permanecer sentada o de pie demasiado tiempo, baños calientes, tacones altos o zapatos con punta, tomar alcohol, exponerse prolongadamente al sol y fumar.

El Busto:

Durante el embarazo, los senos se hinchan, se endurecen, se tensan. Se hacen más sensibles, e incluso dolorosos. La areola se ensancha, y toma un color más oscuro. Muchas mujeres se preguntan si después del parto su busto volverá a ser como era antes. En la practica, nada permite prever si la mujer recuperara o no su busto ideal. Algunas mujeres mantienen después del parto un busto más abultado. En otras, los senos se empequeñecen. Para conservar un busto bonito, usa siempre sostén y que este sea adaptado al tamaño de tus senos, Usalo de día y de noche si los tienes muy voluminosos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.